Cómo hacer un díptico en Word

Cómo hacer un díptico en Word

¿Te han pedido entregar un díptico realizado en Microsoft Word en tu escuela? ¿Cuentas con un restaurante o un bar y deseas conocer una forma sencilla de hacer tu menú? ¿O simplemente estás buscando una manera rápida de hacer una tarjeta de felicitación?

Pues bien, en esta ocasión, te decimos cómo hacer un díptico en Word de una forma rápida y sencilla. Pero primero, debemos de comentarte algunas generalidades para evitar errores comunes.

Recuerda, antes de colocar la página de nuestro documento de forma horizontal, tener en cuenta que, un díptico es una hoja de papel con un pliegue que la divide en dos; lo que resulta ideal para diversos documentos de carácter publicitario o informativo.

Con un pliegue a la mitad, nos quedan cuatro diferentes zonas para introducir texto y/o imágenes. Por lo que, en nuestra opinión, el orden ideal es el siguiente:

  • Primera cara: Se trata de la portada. Aquí, puedes introducir una imagen llamativa que tenga que ver con la temática del díptico; así como una o dos frases cortas, como lo pueden ser el nombre de tu empresa o del tema en específico a tratar. Es, en suma, la parte que captará la atención de las personas.
  • Última cara: También recibe el nombre de contraportada; en este sitio tenemos que resumir la información que hemos presentado ya en el interior del díptico; así como posibles datos de contacto, como lo son teléfonos, dirección, redes sociales, email, entre otros.

Lo que resta del díptico son las denominadas como caras interiores; en este sitio debemos colocar la información más importante y siempre de manera detallada; pues un díptico repleto de texto es un díptico que probablemente nadie leerá. Por ello, también debes ayudarte de gráficos o imágenes que simplifiquen aún más el proceso de lectura.

Dejado esto en claro, a continuación pasaremos a mostrarte, paso por paso, cómo hacer un díptico en Word:

Primer paso:

Después de abrir un documento de Word o de ubicar la página precisa de nuestro texto en donde haremos el díptico, debemos de seleccionar la pestaña de “Formato”, la cual se localiza en el Menú principal. Aquí vamos a seleccionar el tamaño de hoja A4, si es que aún no lo tienes como predeterminado; además de elegir la orientación horizontal y un margen estrecho; estas características, entre otras cosas, nos facilitarán la introducción de texto e información.

Segundo paso:

Hecho esto (es decir, colocar la hoja en formato horizontal), pasaremos a diseñar la disposición en forma de columnas (que es, sin duda, la mejor forma de trabajar en dípticos y trípticos en Word). Así, simplemente da clic en “Columnas” y en esa misma ventana elige la opción de dos columnas sin salir de la ventana

En esta misma sección tenemos la oportunidad de elegir el espaciado entre columnas; para ello, simplemente selecciónalo en esta misma pestaña. En la mayoría de los casos, podemos decir que con 2 centímetros es suficiente.

Tercer paso:

En este paso, nos dedicaremos a modificar los márgenes. Es algo muy simple, para lo que tenemos que elegir la siguiente ruta: Archivo>Opciones>opciones avanzadas y seleccionamos «Mostrar límite de texto».

Así mismo, si el tema de tu díptico te permite o deseas insertar formas, puedes hacerlo desde la pestaña de Insertar, del menú principal, y luego dando clic en formas. Aquí tendrás la oportunidad de introducir rectángulos, cuadrados, círculos, flechas, líneas, entre muchas otras. Además, también puedes, dentro de cada forma, añadir cuadros de texto, donde escribirás lo que desees.

Cuarto paso:

Prácticamente, ya tenemos casi toda la estructura básica para comenzar a introducir nuestro texto, sólo falta personalizar el borde (si lo deseas) y añadir un color de fondo al díptico o a las formas (si es, así mismo, lo que buscas).

En caso de que no sea lo que busques, entonces puedes pasar a introducir el texto que consideres necesario; pero recuerda, aquí, es importante seleccionar el tipo de fuente y el tamaño de la misma; con ello, podremos hacer un díptico realmente llamativo; o bien, hartar a los lectores de nuestra creación con demasiadas palabras, tú eliges.

Y como te hemos mencionado, una buena idea puede ser el agregar imágenes y/o gráficos; estas facilitarán la lectura y llamarán aún más la atención de cualquier persona que tenga el díptico entre sus manos.

Finalmente, sólo tienes que imprimirlo. Para ello, te recomendamos que pienses en una portada llamativa y, por supuesto, en un tipo de papel en particular que pueda soportar la impresión y que resulte ideal para realizar los dobleces que se necesitan para darle vida.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!