Cómo hacer una línea del tiempo en Word

Cómo hacer una línea del tiempo en Word

Una línea del tiempo es la representación gráfica que cuenta con una cronología de hechos acontecidos a través del tiempo; generalmente, ubicando los más antiguos en la parte izquierda y los más recientes en la derecha. Las líneas del tiempo son muy útiles a la hora de estudiar para un examen; o bien, hacer una exposición.

Si estás interesado (a) y deseas aprender a hacer una línea del tiempo en Word, a continuación, compartimos contigo un breve tutorial paso a paso para que puedas realizar esta acción de la forma más rápida y sencilla.

Cómo hacer una línea del tiempo en Word

Primer paso: Identifica los hechos que formarán parte de tu línea de tiempo

Para realizar una línea del tiempo, en Microsoft Word o en cualquier otro sitio, lo primero que debemos hacer es identificar cuáles son los hechos o acontecimientos que vamos a incluir; y lo mismo con las fechas que corresponden a cada uno de ellos.

En este primer paso, debemos de incluir otra acción muy simple, la cual consiste en modificar la orientación de la página de Word de vertical a horizontal; y de suma utilidad, así mismo, podría ser el establecer márgenes un tanto más estrechos. Para modificar esto, debemos de:

Dirigirnos a la pestaña de “Formato”, después, en “Configurar página” y, finalmente, en “Orientación/ Márgenes”, donde elegiremos la sección de “Horizontal”, dando clic.

Segundo paso: Usa Smartart para iniciar

Para iniciar propiamente con la línea del tiempo en Word, debemos de emplear, para mayor facilidad y rapidez, los gráficos que ya se encuentra pre-definidos en SmartArt; esto hará que podamos adaptar el diseño de manera muy simple a la línea del tiempo que deseamos, así como al número de acontecimientos en total.

Para ello, nos dirigiremos a la pestaña de “Insertar”; posteriormente, daremos clic en “Ilustraciones” y aquí es dónde encontraremos la sección de “Smart Art”.

Hecho esto, veremos un listado con gráficos de SmartArt. Aquí, tenemos que elegir la sección de “Procesos” y, después, “Línea de tiempo básica”; y finalmente, daremos clic en Aceptar. Con ello, veremos como aparece una línea en nuestra página en horizontal.

Con ello, debemos de modificar la opción del gráfico de SmartArt para que podamos ver la línea del tiempo siempre delante del texto que introduzcamos, y no detrás de él.

Tercer paso: Introduce los acontecimientos de la línea del tiempo

Como verás, en la parte izquierda del gráfico, te encontrarás con una flecha; sobre ella debes de dar clic para que se presente el Panel de Texto propio de la línea del tiempo. Es en dicho panel donde tenemos que introducir los acontecimientos que ya tengamos listos.

Así mismo, tenemos la opción de incluir textos dependientes los unos de los otros. Para ello, simplemente nos ubicaremos con el mouse en la parte final del texto, presionamos Enter y luego Tabulación.

De acuerdo con la introducción que hagamos de los hechos, estos se irán ordenando de forma horizontal a lo largo de la línea del tiempo.

Cuarto paso: Personaliza tu gráfico

Cuando terminemos de introducir todos los acontecimientos que nos importan, podemos pasar a modificar la apariencia de nuestra línea del tiempo; es decir, tenemos la opción de incluir imágenes o modificar los colores de la misma.

Para poder ver las opciones de diseño con las que contamos, tenemos que dar dos clics con el botón izquierdo del mouse sobre nuestra línea del tiempo y, aparecerán, arriba, una barra horizontal con las opciones que tenemos de modificación (colores, formas, fuentes, párrafo, etc.).

Un consejo es que lo más recomendable es que hagamos la modificación del diseño una vez que hayamos terminado con la inclusión de los hechos; ya que, en ciertas ocasiones, estos cambios se pueden terminar perdiendo si realizamos algún tipo de modificación.

Si lo que buscas en específico es insertar imágenes, asegúrate de seguir con los siguientes pasos:

Dirígete a la pestaña de “Insertar”, dentro de ella aparecerán varias opciones, da clic en “Grupo de Ilustraciones” y hecho esto, da clic en Seleccionamos Imágenes.

Esto abrirá un recuadro en donde debemos de buscar las imágenes que deseemos en nuestro equipo y damos clic en “Aceptar”. Hecho esto, podrás ver cómo la imagen aparece en nuestro documento de Word. Ahora, si lo deseamos, y para finalizar, simplemente tenemos que posicionarla donde deseemos y editar a nuestro gusto.

Debemos decir que, en una línea del tiempo, las imágenes siempre pueden ser de ayuda, pues ayudan a realzar la importancia de los acontecimientos, haciendo que el resultado final sea mucho más atractivo.

Como puedes ver, el proceso para realizar una línea de tiempo en Word es muy sencillo, simplemente sigue los pasos que hemos compartido contigo y dale tu toque personal. Esperamos que este breve tutorial te haya sido de ayuda.

Cómo hacer un tríptico en Word

Cómo hacer un tríptico en Word

Un tríptico en Word es una composición visual que consta de tres secciones; en las que se presenta un tema con el fin, generalmente, de dar información resumida o en específico.

Los trípticos pueden ser tan complejos como nosotros lo deseemos; de hecho, muchas veces se emplean en su elaboración diversos programas de diseño; si bien, como te mostraremos en esta ocasión, igualmente es posible realizar un tríptico desde 0, y de forma muy sencilla y rápida, por medio de Microsoft Word, un programa que sin duda todos conocemos.

Entonces, ¿cómo hacer un tríptico en Word?

En un principio, para hacer un tríptico en Word, debemos de saber que éste se diseña a partir de la hoja tamaño A4, esto nos facilitará mucho más el proceso (además, es una de las más comunes, por lo que incluso puede ser que ya la tengas preestablecida en tu documento). Este tipo de hoja cuenta con con 297 milímetros de largo por 210 milímetros de ancho.

Idealmente, vamos a realizar nuestro tríptico en formato horizontal; de lo contrario, no contaríamos con suficiente espacio en cada una de las secciones si nuestra hoja se ubicara verticalmente. Así mismo, nos facilitará el proceso de doblarlo en tres partes una vez que lo imprimamos; contando tanto con tres partes exteriores como tres interiores. Cuando el tríptico se dobla, dos de las caras exteriores van a permanecer visible, mientras que la otra sólo podrá ser observada si lo abrimos.

Por otra parte, las 4 páginas restantes, que son las que se encuentran en la parte interior, son perfectas para que el tríptico muestra su información completa en el momento en el que se despliegue; y para ello, debemos de concentrarnos en mostrar la información, siempre yendo de lo más general a lo más particular.

Dicho esto, te mostraremos paso a paso cómo hacer un tríptico en Word:

Primer paso:

Después de abrir el programa y tener el documento con el que vamos a trabajar, debemos de iniciar modificando la orientación de la página; pues, como seguramente ya te has dado cuenta, ésta frecuentemente nos aparecerá en modo vertical. Como hemos dicho, esto nos ayudará tanto a trabajar como a doblar el tríptico correctamente.

Para modificar la orientación, debes de dar clic en la sección de “Disposición”, que se ubica en el menú de la parte de arriba de la página; ahí, se desplegarán varias opciones, de entre las que elegiremos “Orientación” y, posteriormente: “Horizontal”. Hecho esto, la página en cuestión debería aparecer en un formato horizontal (más ancha que larga).

Segundo paso:

E segundo lugar vamos a elegir el diseño de tres columnas en específico; vamos, nuevamente a la misma sección de “Disposición”. Damos clic y elegimos la opción de tres columnas. Como podrás ver, tu documento u hoja se dividirá en tres partes iguales.

Es mejor realiza esto antes de insertar cualquier tipo de texto o imagen, ya que evitamos tener que reacomodar todos los elementos, pues seguramente se moverán de su lugar original.

Así mismo, cuando elijamos dicha opción, idealmente tenemos que asegurarnos de que los cuadros donde escribiremos lleguen hasta la parte inferior de la hoja; ya que nos dará un mayor margen de maniobra.

Tercer paso:

Ahora, insertaremos el título y le daremos el diseño que nosotros deseemos. Para ello, elegiremos la parte más alta de nuestro tríptico, damos clic con el botón derecho y seleccionamos la pestaña de “Estilo”, en ella, simplemente debemos de optar por el estilo que más nos agrade. Y por supuesto, escribiremos el título, en referencia con la temática del tríptico.

Ten en cuenta que, como hemos dicho ya, el tríptico ideal presenta información detallada y resumida sobre un tema.

Cuarto paso:

En este punto, ha llegado el momento de insertar texto e imágenes. SI no deseas escribir directamente sobre los recuadros con los que ya contamos del tríptico, no te preocupes; puedes insertar cuadros de texto dando clic en la pestaña superior de “Insertar” que se localiza en el menú principal, y luego, en “Cuadro de texto”, de esta forma, contaremos con un espacio independiente donde introduciremos información.

Así mismo, la imagen podemos insertarla simplemente cortando y pegando de cualquier sitio que deseemos fuera del documento; o bien, en la misma sección de “Insertar”; donde también tenemos la oportunidad de agregar formas, diagramas, enlaces, etc.

Este cuarto paso se refiere en especial a todo lo relacionado con la creatividad; entonces, este es el momento de añadir bordes si así lo deseas; o bien, sombreados; o incluso modificar fuente y color del fondo del documento, si lo consideras pertinente.

Quinto paso:

Este quinto y último paso de cómo hacer un tríptico en Word consiste en imprimirlo y finalizar el proceso al realizar los dobleces.

Recuerda que, para un mejor resultado, puedes imprimirlo en papel lo suficientemente grueso para su manipulación.

Cómo hacer un mapa conceptual en Word

Cómo hacer un mapa conceptual en Word

Los mapas conceptuales en Word, se encuentran presentes en muchos de los documentos académicos que tendremos que realizar o leer en la vida; ello, con independencia de la materia que estemos abordando.

Un mapa conceptual se trata de un sistema diseñado para memorizar o comprender de mejor forma los elementos esenciales (o temáticas) en un tema o texto en específico; manteniendo, de esta forma, la información más importante de forma resumida.

¿Cómo se organiza la información en un mapa conceptual en Word?

Tanto si lo realizamos en Word como si no, un mapa conceptual se caracteriza por encontrarse diseñado de forma jerárquica, es decir, cuenta con un orden de importancia que suele ir del mayor al menor. El primer paso consiste en elegir el tema principal del que vamos a tratar, y posteriormente, en la segunda jerarquía, las ideas o los conceptos principales.

Ello, para que la transición en el proceso de comprensión se lo más coherente posible, reteniendo los elementos clave del mapa.

Si estás interesado, a continuación compartimos contigo un tutorial sencillo y rápido con el que podrás realizar un mapa conceptual en Microsoft Word.

¿Cómo hacer un mapa conceptual en Word, paso a paso?

Primer paso

Lo primero que debes de hacer es elegir una hoja en blanco, o en su defecto, el documento de texto en el que desees incluir el mapa conceptual. Si no cuentas con la versión de Microsoft Word en tu computadora, no te preocupes; ya que tienes la opción de conectarte a internet y abrir la versión gratuita de Word Online.

Como mencionamos ya, los mapas conceptuales se encuentran formados por figuras geométricas y conceptos, los cuales se encuentran relacionados por líneas, flechas o elementos afines.

Segundo paso

Pues bien, para iniciar con el mapa conceptual propiamente dicho, debemos de seleccionar, en la pestaña de Formas, la que consideremos ideal para nuestro fin. Por ejemplo, podemos elegir entre círculos, elipses, cuadrados, rectángulos.

Y para insertarlo en la página, simplemente debes de dar clic y arrastrar con tu mouse, soltando exactamente en el sitio donde deseas que se coloque.

Tercer paso

Justo en el momento en el que hayamos soltado la figura seleccionada, se abrirá de forma automática la pestaña de Formato. En ella, encontraremos diversas opciones, que reciben el nombre de Estilos de forma.

Esta sección sirve para que personalicemos la figura seleccionada; eligiendo elementos extra para el diseño, como los efectos de forma, el degradado, la sombra o el relleno de la forma en cuestión, por mencionar sólo algunos.

Cuarto paso

Un elemento esencial de cualquier mapa conceptual es la elección de los temas o palabras clave; en otras palabras, precisaremos de texto en la gran mayoría de ellos. Para añadir algunas palabras, solo da clic con el botón derecho en la figura y selección, posteriormente, la pestaña de “Agregar texto”. Con esto, se abrirá un cuadro en el tendremos la opción de incluir las palabras que consideremos; y así mismo, seleccionar el tamaño, e color y el tipo de fuente que aparecerán en ella.

Quinto paso

Ya contamos con el primer elemento de nuestro mapa conceptual, ahora, debemos de establecer su conexión. luego volvemos a la pestaña «Insertar» y damos clic en «Formas«, para esta vez, optar por una línea o una flecha que apunte hacia abajo o la derecha, dependiendo del diseño que tengas pensado para tu mapa conceptual.

Hecho esto, también tienes la oportunidad de Efectos y Rellenos de forma.

Sexto paso

A partir de aquí, podemos decir que el resto del proceso para completar nuestro mapa conceptual se basa en repetir los pasos que hemos compartido ya. Y de hecho, para facilitar el proceso, en vez de ingresar una y otra vez a la sección de Formas, simplemente puedes dar clic en la forma ya colocada, elegir copias y luego pegar donde desees (y lo mismo con las partes que funcionan como conexiones).

Recuerda, para unir las palabras claves o ideas esenciales, tanto las flechas como líneas (podemos encontrar muchos diseños), funcionan de igual manera.

Finalmente, debemos decir que el hacer mapas conceptuales en Word es una tarea muy simple y a al vez muy útil, que puede ayudarnos a comprender de mejor manera muchos conceptos (o bien, a nuestros alumnos, en el caso de que seamos profesores).

¿Cuál es la ventaja de hacer los mapas conceptuales en Word?

Además de la simplicidad, nos encontramos con que podemos crear una gran diversidad de estilos de mapas conceptuales.

Esto se debe a que, a diferencia de otros elementos dentro de Word, no contamos en este procesador de texto con una función en especial que nos permita diseñar estos mapas a partir de plantillas. Por lo que todo depende de lo que estemos buscando y para qué deseemos hacer dicho mapa.

Esperamos te haya gustado este tutorial de Word

Cómo hacer un díptico en Word

Cómo hacer un díptico en Word

¿Te han pedido entregar un díptico realizado en Microsoft Word en tu escuela? ¿Cuentas con un restaurante o un bar y deseas conocer una forma sencilla de hacer tu menú? ¿O simplemente estás buscando una manera rápida de hacer una tarjeta de felicitación?

Pues bien, en esta ocasión, te decimos cómo hacer un díptico en Word de una forma rápida y sencilla. Pero primero, debemos de comentarte algunas generalidades para evitar errores comunes.

Recuerda, antes de colocar la página de nuestro documento de forma horizontal, tener en cuenta que, un díptico es una hoja de papel con un pliegue que la divide en dos; lo que resulta ideal para diversos documentos de carácter publicitario o informativo.

Con un pliegue a la mitad, nos quedan cuatro diferentes zonas para introducir texto y/o imágenes. Por lo que, en nuestra opinión, el orden ideal es el siguiente:

  • Primera cara: Se trata de la portada. Aquí, puedes introducir una imagen llamativa que tenga que ver con la temática del díptico; así como una o dos frases cortas, como lo pueden ser el nombre de tu empresa o del tema en específico a tratar. Es, en suma, la parte que captará la atención de las personas.
  • Última cara: También recibe el nombre de contraportada; en este sitio tenemos que resumir la información que hemos presentado ya en el interior del díptico; así como posibles datos de contacto, como lo son teléfonos, dirección, redes sociales, email, entre otros.

Lo que resta del díptico son las denominadas como caras interiores; en este sitio debemos colocar la información más importante y siempre de manera detallada; pues un díptico repleto de texto es un díptico que probablemente nadie leerá. Por ello, también debes ayudarte de gráficos o imágenes que simplifiquen aún más el proceso de lectura.

Dejado esto en claro, a continuación pasaremos a mostrarte, paso por paso, cómo hacer un díptico en Word:

Primer paso:

Después de abrir un documento de Word o de ubicar la página precisa de nuestro texto en donde haremos el díptico, debemos de seleccionar la pestaña de “Formato”, la cual se localiza en el Menú principal. Aquí vamos a seleccionar el tamaño de hoja A4, si es que aún no lo tienes como predeterminado; además de elegir la orientación horizontal y un margen estrecho; estas características, entre otras cosas, nos facilitarán la introducción de texto e información.

Segundo paso:

Hecho esto (es decir, colocar la hoja en formato horizontal), pasaremos a diseñar la disposición en forma de columnas (que es, sin duda, la mejor forma de trabajar en dípticos y trípticos en Word). Así, simplemente da clic en “Columnas” y en esa misma ventana elige la opción de dos columnas sin salir de la ventana

En esta misma sección tenemos la oportunidad de elegir el espaciado entre columnas; para ello, simplemente selecciónalo en esta misma pestaña. En la mayoría de los casos, podemos decir que con 2 centímetros es suficiente.

Tercer paso:

En este paso, nos dedicaremos a modificar los márgenes. Es algo muy simple, para lo que tenemos que elegir la siguiente ruta: Archivo>Opciones>opciones avanzadas y seleccionamos «Mostrar límite de texto».

Así mismo, si el tema de tu díptico te permite o deseas insertar formas, puedes hacerlo desde la pestaña de Insertar, del menú principal, y luego dando clic en formas. Aquí tendrás la oportunidad de introducir rectángulos, cuadrados, círculos, flechas, líneas, entre muchas otras. Además, también puedes, dentro de cada forma, añadir cuadros de texto, donde escribirás lo que desees.

Cuarto paso:

Prácticamente, ya tenemos casi toda la estructura básica para comenzar a introducir nuestro texto, sólo falta personalizar el borde (si lo deseas) y añadir un color de fondo al díptico o a las formas (si es, así mismo, lo que buscas).

En caso de que no sea lo que busques, entonces puedes pasar a introducir el texto que consideres necesario; pero recuerda, aquí, es importante seleccionar el tipo de fuente y el tamaño de la misma; con ello, podremos hacer un díptico realmente llamativo; o bien, hartar a los lectores de nuestra creación con demasiadas palabras, tú eliges.

Y como te hemos mencionado, una buena idea puede ser el agregar imágenes y/o gráficos; estas facilitarán la lectura y llamarán aún más la atención de cualquier persona que tenga el díptico entre sus manos.

Finalmente, sólo tienes que imprimirlo. Para ello, te recomendamos que pienses en una portada llamativa y, por supuesto, en un tipo de papel en particular que pueda soportar la impresión y que resulte ideal para realizar los dobleces que se necesitan para darle vida.

¿Cómo crear una infografía en Word?

Crear infografía en Word

Las infografías en Word se han hecho cada vez más populares; principalmente, porque se trata de una herramienta ideal para transmitir información de una manera rápida y práctica.

Esto ha hecho que, en la actualidad, exista una larga lista de programas que nos ayudan a realizar infografías de forma sencilla, como lo son Power Point, Illustratos, Canva o Photoshop; sin embargo, aunque cada vez se emplea menos, tenemos la opción de realizar una infografía en un programa un tanto más tradicional, como lo es Word; y lo mejor, sin demasiadas complicaciones.

A continuación, te mostramos paso a paso un método para realizar una infografía en Word de manera rápida y sencilla:

¿Cómo hacer una infografía en Word paso a paso?

Selecciona y delimita el tema a tratar

Lo primero es tener claro cuál es el tema del que vamos a hablar en nuestro infografía. Sin embargo, contrario a lo que mucha gente piensa, no debe de ser un tema demasiado amplio, sino más bien específico, delimitado correctamente. De lo contrario, nuestra infografía resultará demasiado extensa, y esto siempre debemos de evitarlo si deseamos una infografía de calidad.
Y, además de seleccionar un tema en específico, ten en cuenta a qué tipo de público va dirigida la información; no emplees lenguaje demasiado técnico que tu audiencia no pueda conocer.

Recopila la información necesaria

Recuerda, una buena infografía se basa en datos verídicos y de fuentes 100% confiables; de esta forma podrás volverte un verdadero referente para tu público.

Diseñando la infografía en Word

Ahora sí, entrando en materia, vamos a compartir contigo el paso apaso para realizar una infografía en Word.

Una vez que sepas de qué vas a tratar y ya seleccionaste tanto las imágenes como los datos necesarios, iniciaremos con la infografía.

Primer paso, selecciona color y orientación:

Una vez que hemos abierto nuestro documento de Word, vamos a seleccionar la orientación; es decir cómo deseamos nuestra infografía, ¿de forma vertical u horizontal? Así mismo, elegiremos el color de fondo, conforme el tema y nuestro gusto. No obstante, lo ideal según nuestro juicio es que comiences por trabajar en un fondo blanco; de esta forma, podrás ir agregando elementos con mayor facilidad conforma vayas avanzando.

Agrega las imágenes

Añade las impágenes y acómodalas en los lugares que desees; asegurándote siempre que funcionen perfectamente en conjunto. Para ello, no te olvides de seleccionar imágenes de la mejor calidad; ya que cualquier imagen pixelada hará ver que tu infografía no es profesional.

Para poder distribuir las imágenes en nuestra infografía, simplemente debes de dar clic derecho en la imagen en cuestión e ir a la parte de “Ajustar texto”; aquí se te desplegará un menú con diversas opciones, de donde deberás de elegir “Delante del texto”. Con ello, ya podrás colocar la imagen que hayas seleccionado donde quieras.

Selecciona la tipografía ideal

El texto es fundamental en una buena infografía. Para ello, selecciona la fuente que prefieras. Como sabemos, Word cuenta con una completa lista de tipografías; por lo que supone una gran ventaja frente a otros tipos de programas.

Un consejo es que pruebes varias tipografías antes de que selecciones la adecuada. Además, tienes la oportunidad de probar una a una hasta que encuentres la ideal.

Y, si buscas incluir un texto un tanto más pequeño a un costado o arriba o abajo de una imagen, puedes hacerlo mediante la inserción de un cuadro de texto.

Añade formas para completar aún más la infografía

En una infografía en Word, siempre tienes la opción de insertar círculos, triángulos, flechas, cuadros o muchas otras figuras más. La inserción de estas formas dan mucha mayor dinámica a nuestra creación y, muchas veces, incluso, pueden suplir el texto.

Ten en mente, así mismo, que este tipo de formas, además de señalar, son perfectas para resaltar títulos o imágenes. Para ello, sólo tienes que dirigirte a la sección de “Insertar”, y luego en “Formas”.

Revisa que todo se encuentre bien

Antes de hacer pública tu infografía, sea en tu propio perfil de redes sociales o en tu blog, no te olvides de verificar que todo se encuentra en orden; es decir, que no existen errores de ortografía; o bien, imágenes pixeladas o de baja calidad.

Lista para ser publicada o compartida

Una vez que le hayas dado el visto bueno, se encuentra lista para ser empleada o publicada. Para ello, lo mejor es que hagas uso de la herramienta de “Recortes” que ya se encuentra en las computadoras de Windows. Así, simplemente tienes que elegir el área a recortar y pasarla a un archivo típico de imágenes, como GIF, PNG, JPEG, entre otras; lo que facilitará su uso.

Por último, pero no menos importante, no olvides el acompañar tu infografía de algún texto corto, al menos, que explique de qué trata. De esta forma, será mucho más sencillo enganchar a los lectores.

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!